El pasado 23 de junio, se celebró Pleno ordinario del Ayuntamiento. Como, por la duración del mismo, no se pudieron efectuar las preguntas en el mismo, se adjuntan a continuación las preguntas efectuadas por ICxP y las respuestas dadas por el equipo de gobierno.
Cabe resaltar que:

  1. Se han comprado 77 ordenadores portátiles para los trabajadores del Ayuntamiento. Suponemos que ya los vecinos habrán podido ver en las redes sociales las fotos al respecto, como no, con la publicidad bien visible al fondo de una de las empresas suministradoras.
  2. El gasto en abonos por productividad y horas extras a los trabajadores municipales ha aumentado considerablemente.
  3. Los trabajadores municipales que se incorporaron del SEM están siendo infrautilizados y, prácticamente, ninguneados. En el nuevo pliego de transporte sanitario que ha sacado el Ayuntamiento, se incluye su privatización al incorporar la subrogación de estos empleados.
  4. Sigue el oscurantismo del equipo de gobierno municipal en el asunto del cese y posterior readmisión, con menos concejalías delegadas, del concejal Óscar Santos. Es lo que tiene el querer encubrir una cosa con otra, que no se puede ser transparente sin destapar la verdad.
  5. Se pone de manifiesto, como era evidente por los importes de los expedientes, en el límite de los 15.000€ que permite la Ley, que la escultura en recuerdo al COVID-19 se ha adjudicado directamente. Es lo mismo que se ha hecho con el plano de mármol de Alicante, el Skyline de mármol de Alicante y el “estudio de monumentos y sitios de interés” realizado por una empresa de mármol de Alicante.
  6. Finalmente, el equipo de gobierno corroboró que se han realizado tests serológicos a todos los trabajadores municipales, equipo de gobierno incluido, con cargo al Ayuntamiento. Sí, esos tests que son demagógicos y populistas para el resto de los vecinos, son pagados con dinero de todos los vecinos para el equipo de gobierno y empleados municipales. Encima, intentan tapar el tema con una respuesta claramente dirigida a crear confusión: la Ley de Riesgos Laborales obliga a lo que obliga, pero no obliga a hacer estos tests a los empleados (si así fuera, se tenía que haber hecho el test a todos los trabajadores de toda la administración y de todas las empresas), ni cubre el coste de su realización. Por tanto, no se han hecho los tests obligados por nada, sino por decisión voluntaria del equipo de gobierno; del mismo equipo de gobierno que decidió que no se hacían tests al resto de los vecinos de Paracuellos.

Respuestas Pleno Junio 2020 ICxP 2