Respecto a la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) aprobada por el equipo de gobierno municipal y a los procesos de funcionarización que se están llevando a cabo, ICxP quiere manifestar que:

1. En cuanto a la RPT:

a. Su elaboración interna ha sido poco transparente: no se ha seguido en todos los casos el proceso de entrevista y formulario establecido y, en muchos otros, la documentación ha sido analizada y “ajustada” por los propios interesados.

b. Esta RPT conlleva un incremento salarial de 379.000€ para los puestos de trabajo ya existentes y de 1.850.000€ para los puestos de nueva creación. Este incremento notable del gasto en salarios municipales hace que esta partida vaya a suponer prácticamente un 60% del presupuesto anual, lo que rompe el principio de la regla de buen gobierno, según la cual el presupuesto de RRHH no debería de exceder del 45% del presupuesto del municipio. Se está hipotecando el presupuesto municipal y dejando al Ayuntamiento sin dinero para hacer inversiones o mejorar servicios.

c. Menos de 7 meses después de su aprobación en el Pleno de septiembre de 2020, ya ha sido modificada.

2. En cuanto a los procesos de funcionarización, lo que mejor les define es su total y absoluta falta de transparencia:

  • Tenemos serias sospechas de que con todas estas modificaciones en adscripciones provisionales y subidas de sueldos recogidos en la RPT, se podría sobrepasar la subida salarial anual permitida por la ley.
  • Se está aplicando de forma discriminatoria para los empleados, porque se promociona a unos si y a otros no, sin que existan unos principios declarados y objetivos para dicha decisión.
  • El proceso de funcionarización se está haciendo, en muchos casos, por el método de concurso, sin examen alguno, el único no recomendado por la Administración, por su poca transparencia, y que solo se permite aplicar en casos de necesidad excepcional, previsto por una ley y estar debidamente justificado. Un municipio justo y transparente lo que debe es configurar un modelo de selección que responda a los principios de competencia, igualdad, mérito, capacidad, eficacia y eficiencia, es decir una oposición en la que la selección depende exclusivamente del grado de aptitud o competencia acreditado, no de otros posibles intereses.
  • La composición de los Tribunales es otro ejemplo de falta de objetividad y transparencia: no hay técnicos especialistas que puedan juzgar la parte técnica y se han nombrado de manera “cruzada”, de forma que los que concursan para una plaza son miembros del tribunal en otra y viceversa.
  • No es de recibo ni la publicación en el BOE/BOCM, que se ha hecho con carácter de urgencia, en vez de como publicación ordinaria, con el subsiguiente aumento de coste, ¿por qué corre tanta prisa este proceso?
  • Visto lo visto, no resulta extraño que se hayan presentado varios recursos contra el Ayuntamiento por estos temas laborales, uno por representantes de la Policía Local y otro por los empleados que proceden del antiguo SEM.

En resumen, el equipo de gobierno, con el PSOE, aprueba una RPT que incrementa notablemente el gasto municipal en salarios y compromete la estabilidad económica del Ayuntamiento, además se realizan procesos de funcionarización al estilo más rancio y menos objetivo posible. Todo ello tiene un denominador común: amiguismo y falta de transparencia.