En el pleno del pasado martes, ICxP preguntó al alcalde si tenía pensado dimitir, después de enumerar unos cuantos ejemplos del desastre de su gestión en estos 2 años de mandato.

Como ejemplos de esta mala gestión,  cabe resaltar:

 

1. Tras prometer en su programa eliminar la tasa de basuras y no hacerlo.

 

2. Tras dos años en el gobierno municipal en los que no ha hecho más que inaugurar los proyectos del equipo de gobierno anterior, a los que votó en contra.

 

3. Tras anunciar faraónicos proyectos que no cuentan con el apoyo de los vecinos (como la Ciudad del Rugby. 9.5 millones de euros) y que dilapidan los ahorros del municipio hasta dejarlo en la bancarrota.

 

4. Tras mentir en la salida del SEM y haber gastado más dinero para dar menos servicio de emergencias, pagando incluso el mismo servicio por duplicado.

 

5. Tras subir el gasto fijo en salarios de empleados municipales a un nivel que impide que haya dinero para inversiones y que habrá que subir impuestos para poder pagarlo.

 

6. Tras exigir procesos garantistas de acceso a la función pública y funcionarizar por concurso, el más oscuro de los procesos posibles, y recibir una denuncia de trabajadores municipales por dichos procesos.

 

7. Tras llenarse la boca de transparencia y acabar de recibir una notificación de un tribunal por haberse negado más de un año a dar la información que debería haber dado en 10 días.

 

8. Tras sacar un panfleto publicitario de su partido pagado con dinero del Ayuntamiento.

 

9. Tras contratar a una empresa para recaudar más  impuestos y, al contrario, recaudar mucho menos y, además, tener que pagar a la empresa una parte de esa recaudación.

 

10. Tras poner cientos de multas a todos los vecinos del municipio, con afán claramente recaudatorio.

 

11. Tras varios proyectos entregados a dedo, por los que tuvo que quitar las competencias a una concejal de Ciudadanos.

 

12. Tras contratar a una empresa para cambiar la gestión del Ayuntamiento, por un coste de medio millón de euros, y un año después no tener nada todavía, ni tan siquiera la nueva web adaptada a moviles.

 

13. Tras no mejorar ni la recogida de basuras, ni los jardines ni la seguridad, que tanto les preocupaba en la legislatura anterior.

 

14. Tras pedir hace 4 años que no se tuviesen asesores, y contratar ahora a 4 asesores, con un coste aproximado de 160.000€.

 

15. Tras otorgar gratificaciones y sobresueldos a dedo a los trabajadores sin criterio objetivo alguno, por un valor de casi 200.000€.

 

16. Tras dejar la construcción de la Biblioteca abandonada, para dar el proyecto de una biblioteca nueva a una afiliada de Ciudadanos.

 

17. Después de hacer la fiesta de Nochevieja más caótica de los últimos años.

 

Por todo esto, y otras muchas más cosas, ICXP preguntó al alcalde si iba a dimitir. El alcalde contestó que “no, porque el feedback que recibía de los vecinos era muy positivo”.
Parece ser que el señor alcalde vive de espaldas a la realidad del municipio y que no ha visto aún los resultados de las pasadas elecciones de este mes de mayo, que si bien no eran locales, sí que son un dato objetivo para obtener feedback.